Cómo ser Uber Eats

Si estas interesado en trabajar para Uber Eats, debes saber todo lo relacionado en cómo ser Uber Eats. Sin duda, el mejor empleo ya que no tendrás jefes, trabajarás a tus horas y obtendrás ganancias rápidas y sólo debes tomar el volante y comenzar a ganar dinero.

Adicional a ello, pertenecerás a un gran equipo de trabajo, Uber Eats se ha destacado por ser una empresa visionaria e innovadora en cuanto a servicio.

Cómo ingresar a Uber Eats

Una vez que te hayas decido a ser repartidor oficial de Uber Eats sólo debes ingresar en la página oficial. Completar el formulario de registro donde se te solicitará información relevante tanto de tu medio de transporte como tus datos personales.

Existen varias categorías con las que te puedes llegar a convertir en Uber Eats, estas son: bicicleta, motocicleta y vehículo. De acuerdo al medio de transporte que hayas seleccionado, debes cargar en la página los documentos correspondientes a este. Luego pasarás por un periodo de confirmación de los datos, de estar todos en correcto estado, se te llamará para que busques tu mochila oficial como repartidor.

Requisitos

Para llegar a ser un Uber Eats debes suministrar y tener los siguientes datos:

• Ser mayor de edad.
Nombre completo.
Identificación personal.
Número de teléfono.
Correo electrónico.
Constancia de antecedentes penales.
Poseer una bicicleta, motocicleta o vehículo.
Documentación en regla del medio de transporte.

Qué hace un Uber Eats

Al ser aprobado como Uber Eats comenzarás a recibir las solicitudes de entrega en la aplicación de socio. Deberás recoger el pedido en el restaurant y luego llevarlo al cliente que lo solicitó a través de la aplicación. El cliente debe calificar el servicio prestado, por lo que te generará una puntuación adicional, con la que te podrás destacar dentro de la empresa, y así llegar a aspirar a mayores ingresos.
No esperes más y postúlate como Uber Eats.

¿Aún no estás suscrito al blog?

Suscríbete a nuestro feed y recibe gratis las publicaciones en tu e-mail:

ESCRIBE UN COMENTARIO